El Príncipe cascanueces y una Navidad con muchos Sentimientos!

Un día estaba yo jugando en el fondo de mi abuela como cada tarde, cuando llegó Sandra la prima de papá y me pregunto, Eve, alguna vez fuiste al cine? un mundo de pensamientos a mi corta edad de 4 años me invadió…¿qué era un cine? ¿era un lugar para comer cosas ricas? O a donde llevaban a los niños que se portaban mal? Tímidamente dije, No, nunca fui al cine y para que se va al cine? Sandra me miro con una enorme sonrisa y me contó que ahí era un lugar a donde se podían ver películas pero en una pantalla gigante y que estaban dando una muy linda de dibujitos mi rostro se iluminó iba a ir a ver dibujitos en una TV muy grande que divertido.

Luego de ello, vinieron los aprontes, baño, peinado y buscar la ropa que solo estaba reservada para salir a pasear, una vez prontas salimos caminado hasta la parada del bus, recuerdo que nos tomamos un Cutcsa de los que se subía por atrás y que me daban un poco de miedo jeje y así marchamos hasta llegar al cine Plaza.

Ahí estaban dando “El Príncipe Cascanueces”, nunca me voy a olvidar de ese momento lleno de magia y aventura mirando dibujitos en una pantalla muy grande, comiendo por primera vez pop y disfrutando de una historia que para siempre quedó guardada en mi memoria y corazón, aunque no era víspera de navidad cuando fuimos ya que recuerdo que era invierno, ese recuerdo y esa película, es lo que mas me gusta de la Navidad, sentir que a pesar de cualquier adversidad, y si es con mucho amor, los sueños se cumplen, solo no hay que dejar de creer, siempre quise vivir una navidad mágica como la de Clara, y durante muchos años espere bajo el árbol de navidad que me visitara el rey de los ratones o que papá Noel me trajera un príncipe cascanueces, nada de eso pasó pero yo no dejé de creer, ni en la magia de las historias encantadas, ni en que los sueños pueden hacerse realidad.

Hoy como adulta creo mucho más en que todo es posible, solo depende de escuchar nuestro corazón y alimento cada día a mi niño interior ya que sin el no estaría acá dejando que las locuras me guíen y me alienten para dirigir esta empresa.

En estas fechas especiales quiero desearles de todo corazón mucho AMOR, que lo pasen compartiendo con sus seres queridos, pero sobre todo que no dejen de alimentar a su niño interior que es el que nos da fuerza para seguir creyendo, seguir soñando y sobre todo seguir viviendo.

No dejen de jugar con los pequeños de la casa que en esos actos están las cosas lindas de la vida.

 

Muy felices fiestas!!!!

 

Con mucho cariño

Evelyn Larrosa.-

Sin categoría
Leave a Comment